Cuidados del bambú

Si estas buscando una planta con la cual decorar tu hogar, pero no tienes tiempo ni paciencia, el bambú es ideal para ti. Te sorprenderá saber que los cuidados del bambú, en este caso hablamos del también conocido como bambú de la suerte, son pocos y además sencillos.

Si bien el bambú de la suerte no es un verdadero bambú, sino que es una especie que pertenece a la familia de las Asparagáceas, ya verás como siguiendo los consejos para su cuidado obtendrás una planta con un color verde que iluminará cualquier espacio en que la sitúes.

Cuidados del bambú de la suerte en agua

Recipiente para el bambú

bambu cuidados basicosGeneralmente para esta planta se usan recipientes no muy anchos de diámetro y más bien alargados, ya que crecerá en forma vertical. Una buena idea es agregar en la base del recipiente escogido piedras. Alrededor de 5 cm de profundidad le darán al bambú mayor estabilidad.

Es muy común ver este tipo de planta en contenedores de vidrio. Sin dudas es una de las mejores formas para que el bambú se luzca, pero a su vez requerirá un poco más de trabajo por tu parte. Al ser un envase trasparente, la luz directa fomenta el crecimiento de algas en el agua, por lo tanto tendrás que prestar más atención y renovar el agua con mayor frecuencia que si eliges un recipiente de color.

Consideraciones acerca del agua

Como ya hemos dicho el bambú de la suerte crecerá en un recipiente angosto y alargado en cuya base tendrá al menos 5 cm de piedras. Debes llenar el recipiente con tres cuartas partes de agua.

  • Siempre que puedas, es preferible que utilices agua de lluvia. Si vas a usar el agua del grifo te recomendamos que la dejes reposar unas 24 horas para que se asiente y se disipen los químicos.
  • Cambia el agua todas las semanas. Pero presta atención, si ves que el agua se vuelve turbia, o desprende mal olor, entonces debes hacerlo más seguido.
  • Cuando renueves el agua también debes lavar tanto el recipiente como las piedras que hay en el mismo.
  • Cuidados de un bambu

  • Aprovecha el momento de cambio de agua para controlar el estado de las raíces. Cuando veas que alguna no está bien, córtala.
  • Controla que la planta siempre tenga el mismo nivel de agua. Si durante la semana notas que el nivel de agua descendió agrega la cantidad necesaria para completar el nivel normal.

Dónde ubicar al bambú de la suerte

Es importante para los cuidados de un bambú situarlo en un buen lugar. Para ello debes tener en cuenta que esta planta necesita luz, pero no mucha. Lo cual implica que nunca debe recibir luz solar directa (a menos que este enferma). Si no cuentas con un lugar en el que pueda recibir luz natural puedes ubicar al bambú cerca de una luz artificial.

Otra cuestión a tener en cuenta son las corrientes de aire. Siempre que puedas evítalas.

¿Cómo y cuándo abonar esta planta?

Es una buena idea fertilizar el bambú. Lo mejor es hacerlo aproximadamente cada 3 meses y con abono líquido. Eso sí, procura usar productos orgánicos y en cantidad moderada. Prueba en principio con menor cantidad que la recomendada. Recuerda que el exceso de fertilizante puede matar a cualquier planta. Si tienes dudas recurre a un especialista.

¿Cómo multiplicar bambú de la suerte?

El procedimiento es muy sencillo. Corta un tramo que tenga por lo menos una hoja y colócalo en un recipiente con agua. Al cabo de unas semanas, nuevas raíces deberían empezar a crecer. No olvides durante ese tiempo renovar el agua con frecuencia. Si no notas nada raro, puedes poner al bambú en su nuevo recipiente como has hecho con el que ya tenias.

Cuidados del bambú de la suerte: ¿Cómo sanarlo?

Cuidados del bambu

Las hojas o tallos se tornan amarillos

Cuando esto pasa es factible que la planta este recibiendo mucha luz o mucho fertilizante. Para solucionarlo debes ubicarlo un tiempo a la sombra y renueva el agua más seguido. Evita usar el agua de grifo. No olvides retirar las hojas que estén afectadas para evitar que se extienda el problema.

Las hojas se vuelven marrones

Si tenía hojas amarillas y se vuelven marrones quiere decir que la planta no se está sanando. En realidad se está marchitando. Como ya hemos dicho, puede ser el agua o el exceso de fertilizante. Corta todo aquello que veas afectado. Si el tallo esta junto con otros tallos deberás cambiarlo de recipiente hasta que sane.

Las hojas están blancas

Si las hojas se vuelven blancas o pálidas significa que a tu planta le falta luz. Lo mejor que puedes hacer es cambiar de lugar al bambú por uno donde llegue más luz. Ten cuidado y siempre controla que no recibe demasiada luz. La idea es encontrar el lugar que mejor le sienta.

Los cuidados del bambú son simples, y si bien quizás no sea cierto que esta planta trae suerte como su nombre lo indica, no se puede negar que alegra y adorna nuestro entorno de una manera especial. ¿Qué esperas para obtener una?


Artículos Relacionados

10 comentarios en «Cuidados del bambú»

    • Tienes que ir girando de a poco la planta para que ella vaya creciendo hacia el lugar donde recibe la luz del sol, tu tienes que ver el progreso e ir girando a medida que crece

      Responder
  1. ME GUSTO MUCHO COMO APRENDER COMO SE MANEJA EL BAMBU. ESPERO ESTA VEZ, NO SE ME PRUDRA COMO SIMPRE ME PASADO Y NO! TENGO» MALA MANOS» PARA LAS MATAS PERO LO QUE HA SIDO EL BAMBU, LA MATA DEL DINERO,Y LOS HELECHOS NADA QUE VER, SE ME HAN MUERTO, Y YO HASTA LES HABLO! Y LAS BESO! CUANDO ESTAN BELLAS, O CUANDO ESTAN PONIENDOSE LINDAS!.

    Responder
    • Hola Noemi, gracias por tu comentario. Te cuento que puedes utilizar cualquier piedra que no tenga superficie porosa, ya que son complicadas a la hora de lavarlas. Elige piedras lisas, de esas que se compran para armar terrarios. También puedes optar por usar bolitas de vidrio (o plástico) si usas un recipiente transparente. Las mismas le darán un toque especial de color y brillo que no conseguirás con las piedras. Y seguramente serán más económicas. Espero que el consejo te ayude, mucha suerte y te invito a que sigas leyendo el blog!

      Responder
    • En principio te diría que si ya que es una planta que necesita luz pero no directa del sol. Controla que esté en un lugar sin corrientes de aire. De todas formas, siempre debes prestar atención y si notas algún cambio negativo en la planta, cámbiala de lugar.

      Responder

Deja un comentario