Cuidados de la piel grasa

¿Notas que tu piel brilla? ¿Son tu frente y tu nariz más relucientes? ¿Tus poros están dilatados? ¿Sientes que la piel está más gruesa? Estas son algunas características de la piel grasa. Por lo tanto, si tus respuestas a estas preguntas son positivas, entonces quiere decir que tienes una piel grasa.

Como cada tipo de tez, la piel grasa requiere de cuidados especiales, pero descuida, aquí encontrarás los consejos que necesitas.

Limpiarse la cara

Al hablar del cutis, es bueno recordarte que uno de los mejores hábitos es la limpieza. Tienes que limpiar el rostro diariamente, tanto por la mañana como por la noche, para retirar las impurezas acumuladas. Elige productos que se enjuaguen con agua y que sean ligeros, como aguas limpiadoras, jabones o geles. Intenta utilizar productos hidratantes libres de aceite. Ten cuidado! No realices más de dos lavados diarios, ya que podrías provocar el efecto contrario. La dermis no querrá secarse y por lo tanto producirá un exceso de grasa para evitar que ello ocurra.

¿Cómo se debe humectar?

Un error muy común es pensar que por ser una piel grasosa no hay que humectarla. Lo cierto es que este tipo de dermis tiende a descamarse fácilmente. Pero debes tener mucho cuidado, cualquier producto que elijas debe ser especial para piel grasa, es decir debe ser libre de aceite. Lo ideal es emplear el hidratante que hayas seleccionado una vez por día, preferentemente por la noche, antes de acostarte. Y por supuesto no abusar de la cantidad a usar.

¿Cómo exfoliar piel grasa?

secretos-caseros-para-la-piel-grasa
Es muy conveniente realizar este cuidado una vez por semana. Mediante la exfoliación eliminarás las células muertas acumuladas en la piel de tu rostro y a mantendrás los poros cerrados (como recordarás una de las características de este tipo de piel, es tener los poros abiertos o dilatados). Puedes utilizar un gel exfoliante. O también puedes realizarlo mediante este secreto casero: masajea el cutis con copos de avena remojados en agua y azúcar. Luego enjuaga con agua templada. Seguro te ayudará! Nuevamente te recordamos realizarlo solo una vez por semana.

Mascarillas faciales purificantes

Una vez por semana o cada dos semanas te recomendamos aplicar una mascarilla de arcilla verde. ¿Por qué? Es simple, la arcilla tiene muchas propiedades beneficiosas. Este maravilloso producto te ayudará a reducir el exceso de grasa generado, a nutrir y limpiar el cutis. Si puedes conseguir arcilla en polvo mucho mejor, y eso es porque al comprarla ya emulsionada suele contener componentes químicos provocando que muchas de sus propiedades originales se pierdan.

¿Cuál es el mejor maquillaje para piel grasa?

A la hora de considerar que cuidados debes tener para con tu piel grasa, no debes olvidar de algo fundamental como lo es el maquillaje. Elige siempre productos especiales para tu tipo de dermis, en lo posible a base de agua, y en especial evita aquellos que incluyan alcohol o que sean a base de aceite. Usa productos que tengan la indicación “no comedogénicos” ya que estos no obstruyen los poros, favoreciendo la no aparición de puntos negros (comedones). Por último no olvides quitar el maquillaje todas las noches y limpiar tu rostro, sin importar cuán cansada estés.

Recuerda, ante cualquier duda o problema que pueda llegar a surgir recurre inmediatamente a un dermatólogo de confianza.

Cuidado de la piel grasa: 4 consejos adicionales!

1 Cuando tienes un cutis graso es de vital importancia no estar constantemente tocando tu cara, no solamente porque no ayuda en nada, sino que además puedes provocar infecciones si tus manos no están lo suficientemente limpias.

2 Sin importar que tipo de cutis tengas, si quieres cuidar tu piel, nunca debes exponerte al sol sin usar protector. De todas formas si es tu caso, asegúrate de elegir protección solar especial para pieles grasas.

piel grasa cuidados

3 Es normal que cuando tienes un cutis graso tu cuero cabelludo y cabello también lo sean. Por lo tanto es recomendable evitar el pelo sobre el rostro, y una buena práctica es cambiar más seguido las fundas de las almohadas.

4 Presta atención a los productos que usas. Es posible que alguno incremente la oleosidad de tu cara, de ser así prueba con una marca diferente. Recuerda que no debes aplicarte aquellos que contengan aceite, intenta usar únicamente los que son especiales para tu condición.

¿Cómo cuidar la piel grasa naturalmente?

cuidados-para-la-piel-grasa
Si bien el cutis graso tiene un componente genético, existen factores externos que pueden acentuar dicha condición. El estrés, la mala alimentación, la ansiedad o los cambios hormonales son algunas de las causas por las cuales puedes padecer una tez grasosa.

Hasta ahora mencionamos cuidados para la piel grasa externos, pero no debes olvidar que también es importante cuidarse de adentro hacia afuera. Para ello debes considerar:

  • Alimentarte bien: Sigue una dieta balanceada, que incluya especialmente muchas frutas y verduras, cereales y legumbres. Evita consumir frituras, azucares, alcohol. Bebe agua, cuanto más, mejor. El agua te ayudará a eliminar toxinas de tu cuerpo.
  • Hacer ejercicio: con solo caminar media hora por día es suficiente, no solo para mantener sana tu piel, sino todo tu organismo. También puedes optar por usar las escaleras en lugar del ascensor, estacionar unas cuadras más lejos el auto o bajar unas paradas antes del transporte público. Todas esas medidas son fáciles de aplicar en tu rutina, procura hacerlo.
  • Descansar lo necesario: entre siete y ocho horas por día, son las que te garantizarán estar en óptimas condiciones para enfrentar tu rutina, bajar los niveles de estrés y ansiedad.
  • No olvides recrearte: es una parte fundamental para que nuestro cuerpo se revitalice, y así puedas contrarrestar los nervios o ansiedad causados por todas las tareas diarias que realizas.

Como en muchos otros aspectos la clave del éxito es casi siempre la constancia. Los cuidados de la piel grasa no son recetas mágicas que aplicas unas semanas y ya, son más bien una serie de hábitos que debes adoptar a lo largo del tiempo para que puedas apreciar y disfrutar sus resultados.


Artículos Relacionados

Deja un comentario