Cuidados del recién nacido

Es muy común que los padres primerizos se sientan abrumados con los cuidados de un recién nacido. Y no es para menos, la llegada de un bebe genera muchas transformaciones tanto físicas como emocionales.

Dentro de esta nueva vida, la de ser padres, empieza una etapa en la cual los cuidados del recién nacido se vuelven esenciales tanto para los padres como para el bebe. Como suele pasar con las etapas nuevas y desconocidas, generan dudas, incertidumbre y también surgen muchas preguntas.

Por tal motivo hemos preparado una guía con los mejores consejos para los cuidados de un bebe recién nacido. Abarcaremos las consultas más usuales referidas a los cuidados del recién nacido, desde como cargarlo, hasta el cuidado del cordón umbilical, pasando por el aseo e higiene del bebe.

Cuidados del recién nacido en el hogar

Antes de entrar en detalle sobre los cuidados del bebe, nos gustaría resaltar la importancia que tiene el contacto físico con el recién nacido. En esta instancia, el bebe recién nacido necesita sentirse seguro tal y como lo percibía dentro del útero. Por ello es necesario tenerlo en brazos, en cada oportunidad posible, cerca del corazón, brindándole a través de las caricias y el calor corporal, la sensación de seguridad y abrigo que un recién nacido ansia sentir.

Las manos siempre limpias

ATENCION: La primera regla a tener en cuenta es una de las más importantes. No importa si es la madre, el padre o cualquier otra persona, siempre deben lavarse muy bien las manos antes de tener contacto con el bebe.

Si bien el sistema inmunológico del recién nacido esta desarrollado, todavía necesita fortalecerse, por lo tanto, los bebes son más proclives a las infecciones. Es por este motivo por el cual es sumamente importante tener las manos limpias antes de manipular al bebe.

¿Cómo sujetar un bebe recién nacido?

Debes tener en cuenta al sujetarlo, que los músculos de su cuello son todavía demasiado débiles. La mejor manera de alzarlo es apoyando su cabeza y espalda en tu brazo y mano. Recuerda que debes sujetarlo con cuidado pero siempre tienes que darle la posibilidad de mover sus piernas y brazos.

cuidados del recien nacido

Nunca debes sacudir ni zamarrear al bebe recién nacido. Ni por juego, ni por enojo. Incluso si quieres despertarlo la mejor manera de hacerlo es acariciando su mejilla, o haciéndole cosquillas, pero nunca sacudiéndolo.

Cuidado del cordón umbilical

Es importante que sepas que el cordón umbilical al cabo de un tiempo (de dos a tres semanas) se caerá. Esto sucede porque deja de recibir aporte sanguíneo, lo que lo lleva a momificarse y finalmente termina cayéndose por sí solo.

Mientras ese proceso sucede deberás tener en cuenta algunos recaudos. Si bien hay algunos especialistas que recomiendan limpiar el cordón con alcohol, hay otros que aconsejan hacerlo solo con agua o incluso están los que dicen que no es necesario hacer nada. Recuerda siempre seguir las instrucciones del pediatra que atienda a tu hijo.

Al margen de si lo limpias y cómo lo haces, siempre debes asegurarte que el pañal esté por debajo del cordón. Es decir que el cordón quede al aire libre.

ATENCIÓN: En caso de que la zona del cordón se vuelva roja, se endurezca, tenga mal olor o secreción, se hinche o sangre mucho consulta al pediatra ya que puede tratarse de una infección.

La ropa y la temperatura

La mejor forma de detectar si la temperatura ambiente y la ropa que lleva puesta es la indicada, es cuando los pies y las manos del bebe están frescos pero el resto de su cuerpito esta tibio. También puedes guiarte por su cuello y espalda. Esas zonas te indicarán si tienen calor, frío o están bien.

Cuando el bebe está en la cuna con observar su posición podrás determinar su temperatura. Cuando tiene calor se estira para perder algo de temperatura, mientras que si siente frío se acurruca para conservar el calor.

Recuerda que la ropa de tu bebe tiene que ser cómoda, de tamaño tal que sea sencillo tanto ponérsela como quitársela. Y es aconsejable que la laves con jabón neutro para evitar irritación o urticaria.

Pañales y deposiciones

En principio es necesario que sepas que los dos primeros días de vida, las heces del bebe serán de color verde oscuro casi negro. Se lo conoce como meconio y es una sustancia espesa y viscosa ya que está formada por secreciones del hígado y estomago además de células muertas. Básicamente es la materia fecal que se fue almacenando en el colon fetal en el tiempo de gestación de tu bebe.

Cuando amamantas al recién nacido, las heces cambiarán de color y consistencia al segundo o tercer día y se tornarán amarillas. Si tu bebe se alimenta con fórmula, verás como las deposiciones se volverán primero verdes, y luego cambiarán al color amarillo según pasen los días.

cuidados de un recien nacido

En cuanto a los pañales, aunque parezca una tontería, debes asegurarte antes de cambiarlo que tienes cerca todo lo necesario para realizarlo (un pañal nuevo, crema si la usas, algodón, toalla seca, paño descartable, etc).

Debes cambiar el pañal cuando este mojado o sucio. Para ello acuesta al bebe boca arriba sobre una toalla o cambiador. Quítale el pañal sucio y limpia la zona genital. Siempre debes hacerlo de arriba hacia abajo, es decir desde la zona intima (genital) hacia el ano, de esta forma puedes evitar infecciones. La limpieza la puedes realizar con toallitas, algodón, paños desechables, pero siempre que puedas utilizar el agua va a ser mucho mejor.

Tip: Ten cuidado si tienes un niño ya que suele pasar que al quitar el pañal, el contacto con aire lo haga orinar!

Una vez que hayas limpiado toda la zona asegúrate de secarla muy bien. Puedes usar una toalla e ir secando con pequeñas palmadas.

Para colocar el nuevo pañal, agarra los tobillos del bebe con una mano (pon el dedo índice entre sus tobillos y sujeta uno de ellos con el dedo mayor y el otro con el pulgar); suavemente tira para arriba para levantar sus caderas y ubica el nuevo pañal por debajo. Pasa el pañal por las piernas y sujétalo con el adhesivo que trae en cada lado.

Es posible que las primeras veces te cueste un poquito, pero no te impacientes, deberás hacer este proceso varias veces por día, con lo cual en muy poco tiempo te convertirás en un persona muy experimentada!

Cuidados del recién nacido: ¿Cómo y cuándo bañarlo?

En general se recomienda no bañar a los bebes hasta que se les haya caído el cordón umbilical. La pregunta es qué hacer hasta entonces? Puedes asearlo con una esponja, toalla o algodón, cualquiera de ellos humedecidos en agua tibia. Debes elegir un lugar templado, y siempre apoyar al niño en un área plana.

Una vez que el bebe está desnudo, empieza limpiando los ojos, la nariz y las orejas (siempre superficialmente, nunca intentes limpiar dentro de la nariz o del canal auditivo, podrías lastimarlo). Luego puedes seguir limpiando el cuello, brazos, axilas, manos, ingles, piernas y entre los deditos tanto de las manos como de los pies. Deja siempre para el final las nalgas y genitales. Y presta mucha atención a los pliegues! Recuerda que tienes que secarlo muy bien antes de ponerle un nuevo pañal y ropa limpia.

cuidados del bebe

Cuando ya esté listo para bañarlo en su bañera, al igual que cuando quieres cambiarle el pañal, asegúrate de tener todo preparado antes de empezar. Lo ideal es que al principio lo bañes cada 2 o 3 días, el resto de los días puedes utilizar la técnica del paño húmedo. El baño además de secar la piel elimina la protección natural que la misma piel libera, exponiendo a tu bebe a posibles infecciones cutáneas.

Al igual que lo has hecho con la esponja, el ambiente donde vayas a bañar al bebe debe estar templado. Puedes usar una tina de plástico o también el fregadero, siempre y cuando esté bien limpio. El agua debe estar a 36-37 grados (98° F), puedes comprobarla con tu codo. Lo ideal es que sea cual sea el lugar elegido para el baño, el agua no sobrepase los 7-8 cm (2-3 pulgadas) de altura y asegúrate que la canilla o grifo este bien cerrada. A medida que vayas bañando al bebe, no olvides ir echando agua al cuerpo del recién nacido para que no pierda temperatura.

Tip: Para el mejor cuidado del recién nacido nunca llenes la bañera con él adentro. Primero debes agregar el agua, después verificar la temperatura de la misma y por último, cuando te hayas asegurado que esta todo como debe ser, entonces recién ahí, sumerge al bebe en el agua.

Si ha ensuciado el pañal antes del baño, deberás limpiarlo antes de colocarlo en la bañadera. Por ningún motivo dejes a tu bebe solo en la bañadera, si tienes que dejar el cuarto en el que estas y no hay nadie que pueda quedarse con él, tienes que llevarlo contigo.

Procura que los primeros baños sean breves. Una vez que esté limpio, sácalo y envuélvelo en una toalla, cabeza incluida. Debes intentar mantener al recién nacido calentito. Por supuesto que tienes que secarlo cuidadosamente, en especial todos los pliegues (piel con piel, como axilas, ingles, y arrugas del cuello, etc.)

Alimentación

bebes cuidadosDentro de los cuidados del recién nacido uno de los más importantes es la alimentación. Ya sea que le des el pecho, o hayas optado por la lactancia artificial, deberás alimentarlo cada dos o tres horas.

Ten en cuenta que si lo amamantas debes dejarlo mamar entre 10 y 15 minutos de cada pecho, y si toma el biberón lo más normal es que tome entre 60 y 90 mililitros de leche (de 2 a 3 onzas).

Tu bebe puede manifestar el hambre llorando, profiriendo los mismos sonidos que hace al succionar o simplemente llevándose los dedos a la boca. Si notas que tu bebe no muestra interés por comer (ya sea biberón o pecho) consulta con el pediatra.

¿Qué es el eructo y por qué es tan importante en un recién nacido?

Tanto cuando comen o cuando lloran, los bebes pueden tragar mucho aire. La mejor manera de hacerlos eliminar ese aire, que les causa malestar, es haciéndolos eructar. Si lo alimentas a través de la lactancia materna, lo ideal es que lo hagas eructar cuando cambias de pecho. Si por el contrario toma el biberón (mamadera) realízalo cuando tome entre 60 y 90 mililitros de leche (de 2 a 3 onzas).

Hay varias formas en las que puedes ayudar a tu bebe a eructar, presta atención a las siguientes:

  • Pon a tu hijo contra tu pecho, erguido con la cabeza sobre tu hombro, con una mano sostén su cabeza y espalda y con la mano libre palmea suavemente su espalda (justo debajo de las costillas) por unos minutos.
  • Siéntalo en tu regazo y sostén su mentón con una mano y con la otra palméalo como en el caso anterior.
  • También puedes acostarlo boca abajo por unos minutos, asegurándote siempre que su cabeza esté más alta que el pecho. Con esto lograrás que las burbujas de aire cambien de lugar y logren salir.

cuidados del recien nacido en el hogar

Es posible que algunas veces no deba eructar, ya que no siempre ni todos los bebes ingieren aire mientras comen. Como así también si tu bebe ha estado llorando mucho antes de comer, tal vez sea necesario hacerlo eructar antes de alimentarlo.

Es importante hacerlo eliminar el aire que haya tragado, ya que de no ser así, se sentirá saciado y no querrá seguir comiendo, cuando en realidad se habrá llenado con aire y no con leche. Al hacerlo eructar en la mitad de la toma, estarás sacando el aire, generando que tu bebe quiera comer un poco más.

Cuidados de un recién nacido: las uñas

En este punto no queda más que aplicar la lógica. Cuando veas que tu bebe tiene las uñas largas deberás cortarlas. Para hacerlo lo mejor posible deberás usar tijeras de puntas redondas o un cortaúñas especial para bebes. Realízalo en los momentos que sientas que tu hijo está tranquilo. No te asuste si llora, los recién nacidos lo hacen muy seguido! De todas formas siempre que vayas a cortarle sus uñas asegúrate de sujetar firmemente su mano.

El sueño de los pequeños

recien nacido cuidadosEl sueño forma parte de los cuidados de un recién nacido. Tienes que saber que los bebes suelen dormir mucho, alrededor de 18 horas por día. Pero no te alegres de antemano, duermen todas esas horas pero distribuidas, no esperes que un recién nacido duerma muchas horas de corrido. Normalmente sus periodos de sueño duran entre 2 y 4 horas. Al tener un sistema digestivo pequeño necesitan alimentarse con mucha frecuencia.
Muchos niños empiezan a dormir entre 6 y 8 horas de corrido a los 3 meses de vida. Pero como en muchas cosas cada bebe es diferente y cada uno de ellos tiene sus propios tiempo, por lo que no debes preocuparte.

Es importante tener en cuenta varias cosas a la hora de acostar a tu bebe:

  • No lo vistas con ropa que pueda ser ajustada, en especial alrededor de su cuello.
  • Acuéstalo siempre boca arriba, e intercala el lado donde apoyas su cabeza. Una noche hacia la izquierda y otra hacia la derecha.
  • No dejes nada en la cuna del bebe (peluches, cojines, almohadas, etc.) para que no corra riesgos de asfixiarse con ninguna de ellas.
  • Procura dejarle los brazos fuera de las sabanas para que no intente taparse la carita.

Al margen de todos los consejos que te hemos ofrecido aquí, no dudes en consultar con el pediatra cualquier anomalía o actitud extraña que veas o sientas respecto a tu bebe. También asegúrate de tener compañía, alguien con quien compartir o intercambiar experiencias, recuerda que todo se hace más sencillo si se comparte.

No olvides que es muy común sentirse abrumado o sobrecargado respecto a los cuidados del recién nacido, en especial si eres primerizo o si tienes otros niños en casa. Lo principal es no desesperase, debes saber que todos los cuidados que necesita un bebe por más desconocidos y ajenos que te parezcan ahora, en apenas un par de días se habrán convertido en tu rutina habitual y te sentirás la persona con más experiencia en el asunto.


Artículos Relacionados

Deja un comentario